DJ2008_1

Marcial Álvarez y Lidia Navarro interpretaron a Don Juan y Doña Inés en Vegueta

Secun de la Rosa y Teté Delgago fueron Ciutti y Brígida en esta versión deTamzim Towsend del clásico de Zorrilla. La actriz Lidia Navarro dio vida a la joven Doña Inés del Don Juan Tenorio de Vegueta, que cobró vida los días 31 de octubre y 1 de noviembre de 2008 bajo la dirección de la directora británica Tamzim Towsend. Navarro, uno de los rostros más popoulares del teatro y la televisión en estos momentos, encarnará a la protagonista femenina, buena y religiosa, motivo de salvación del seductor Don Juan, al que no asusta la muerte.

Marcial Álvarez volvió a encarnar, por segundo año consecutivo, a Don Juan Tenorio. El actor Secun de la Rosa dió vida a Ciutti, el simpático criado de Don Juan; y Cristóbal Suárez fue Don Luis de Mejía, a quién el protagonista le arrebató su prometida, Doña Ana de Pantoja.

La popular actriz Teté Delgado fue Brígida, la incondicional sirvienta de Doña Inés que ayudó a Don Juan a conquistarla, la auténtica celestina de esta obra.

DJ2008_2

Estos cinco actores, habituales de las pantallas de cine y televisión, y de los escenarios de todo el país, son un adelanto de esta puesta en escena del clásico de José Zorrilla. El evento está organizado por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y cuenta con la coproducción de DD&Company Producciones.

El resto del reparto lo compusieron Fran Arráez; Emilio Llorente, como Miguel y Pascual; Francesc Albiol, en el papel de Don Gonzalo; Elu Arroyo interpretando a Don Diego; Luifer Rodríguez dando vida a Avellaneda; Mingo Ruano como Capitán Centellas; Irma Correa, interpretando a Doña Ana de Pantoja; Cecilia Solaguren haciendo de Lucía; Sara Guerra como Abadesa; Yarana Moreno en el papel de Tornera y, por último, José Luis de Madariaga como el escultor.

Música y danza aérea en el «Don Juan Tenorio» de Vegueta

DJ2008_3

La música y las diferentes disciplinas de las artes escénicas se dieron cita los días 31 de octubre y 1 de noviembre  de 2008 en el casco histórico de Las Palmas. El barrio de Vegueta fue testigo, por cuarto año consecutivo, de una de las historias de amor más vibrantes de José de Zorrilla. Literatura, artes escénicas y música dieron vida a ‘Don Juan Tenorio’, el idilio Don Juan y Doña Inés que, a lo largo de los siglos, ha traspasado fronteras.

Paprika Balcanicus participó en esta versión del clásico de Zorrilla bajo la dirección de la británica Tamzin Townsend.

Si en la  edición de 2007 los artistas Mary Sánchez, David Tavares, Perico Lino y Los Bandama, pusieron notas a este clásico de nuestra literatura; en esta cuarta edición, el mejor sonido de Los Balcanes, de la mano de Paprika Balcanicus, envolvió esta noche de literatura, artes escénicas, amor, honor y tragedia. Esta joven formación, procedente de los países balcánicos y afincada en el Reino Unido, dio el toque musical gitano, alegre y festivo en distintos actos del texto de Zorrilla.

El maestro Juan José Falcón Sanabria volvió a dirigir – como ya hizo en las tres ediciones anteriores – a la Coral Polifónica de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Esta Coral, presente en los actos del Convento, el Guadalquivir y en el final, creó la atmósfera adecuada y ayudó al público presente a sentirse más partícipes aún de la puesta en escena de este clásico de nuestra literatura.

La música del violín de Pavel Sakuta subrayó los momentos más íntimos y sublimes del texto. Las escenas de encuentro entre Don Juan y Doña Inés en el convento; el paso por la Casa de Doña Ana de Pantoja; el Panteón, la cena y el final estuvieron arropados por el sonido de uno de los instrumentos más sensibles que se puedan escuchar.

Danza aérea

La compañía de danza aérea Circodedo – compuesta de tres bailarinas y un bailarín – representaron con sus acrobacias el alma de Doña Inés en cuatro actos de la función: en la Casa de Doña Ana de Pantoja, en el que una bailarina representó la figura de la mujer por medio de un juego sensual; en el Convento, donde tres mujeres rectaron por la Torre de San Agustín representando el alma encarcelada de la protagonista; en el Guadalquivir, donde una pareja hizo un dúo de amor; y, por último, en la Casa de Don Juan, en el momento en el que el fantasma de Doña Inés se hace presente, las bailarinas se descolgaron de los balcones representando la liberación del ánima de la joven novicia.

DJ2008_4

Seis escenarios

Los seis escenarios por los que estuvo repartida toda la acción de este clásico de nuestra literatura se distribuyeron de la siguiente forma: la Plaza de Santo Domingo fue ‘La taberna’, lugar en el que Don Juan y Don Luis de Mejía realizan su apuesta; la Plaza del Pilar Nuevo acogió a la ‘Casa de Doña Ana de Pantoja’; la Plaza de San Agustín se convirtió en ‘El Convento’, donde Don Juan se enamora de Doña Inés; la Plazoleta de los Álamos, situada frente a la Casa de Colón, fue ‘El Guadalquivir’; la fachada de la Catedral acogió ‘El Cementerio’ en el que fallece el protagonista y, la Plaza de Santa Ana fue la ‘Casa de Don Juan’, donde las sombras de Don Gonzalo y Doña Inés le advierten de su muerte.

Ficha:

Texto, José Zorrilla

Versión, Yolanda Pallín

Dirección, Tamzin Townsend

Reparto, Marcial Álvarez, Fran Arráez, Secun de la Rosa, Emilio Lorente, Francesc Albiol, Elu Arroyo, Luífer Rodríguez, Mingo Ruano, Cristóbal Suárez, José Manuel Trujillo, Javier Monagas, Víctor Formoso, José Umpiérrez, Joche Rubio, Irma Correa, Teté Delgado, Cecilia Solaguren, Sara Guerra, Lidia Navarro, Yanara Moreno, José Luis de Madariaga, Alumnos del Taller de Teatro de la Universidad Popular del Ayto. de LPGC, Virginia Martínez, Armiche Ventura, Lourdes García, Cristina Pérez del Pino, Jessica Benítez, Rosa Montesdeoca, Santi Bello, René Toledo.

Escenografía, Ricardo Sánchez Cuerda

Iluminación, José Manuel Guerra

Espacio Sonoro, Sergio Miró, Dania Dévora, Tamzin Townsend

Acróbatas, Rubén Adrián Fernández, Vanesa Pérez, Gisele Chaulet

Músicos, Paprika Balkanicus

Violín, Pavel Sakuta

Coro, Coral Polifónica de la ULPGC

Dirección Ejecutiva, Dania Dévora

31 de octubre y 1 de noviembre en Las Palmas de Gran Canaria

Marcial Álvarez y Lidia Navarro serán Don Juan y Doña Inés en Vegueta

Secun de la Rosa y Teté Delgago fueron Ciutti y Brígida en esta versión deTamzim Towsend del clásico de Zorrilla.

La actriz Lidia Navarro dio vida a la joven Doña Inés del Don Juan Tenorio de Vegueta, que cobró vida los días 31 de octubre y 1 de noviembre de 2008 bajo la dirección de la directora británica Tamzim Towsend. Navarro, uno de los rostros más popoulares del teatro y la televisión en estos momentos, encarnará a la protagonista femenina, buena y religiosa, motivo de salvación del seductor Don Juan, al que no asusta la muerte.

Marcial Álvarez volvió a encarnar, por segundo año consecutivo, a Don Juan Tenorio. El actor Secun de la Rosa dió vida a Ciutti, el simpático criado de Don Juan; y Cristóbal Suárez fue Don Luis de Mejía, a quién el protagonista le arrebató su prometida, Doña Ana de Pantoja.

La popular actriz Teté Delgado fue Brígida, la incondicional sirvienta de Doña Inés que ayudó a Don Juan a conquistarla, la auténtica celestina de esta obra.

Estos cinco actores, habituales de las pantallas de cine y televisión, y de los escenarios de todo el país, son un adelanto de esta puesta en escena del clásico de José Zorrilla. El evento está organizado por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y cuenta con la coproducción de DD&Company Producciones.

El resto del reparto lo componen Fran Arráez; Emilio Llorente, como Miguel y Pascual; Francesc Albiol, en el papel de Don Gonzalo; Elu Arroyo interpretando a Don Diego; Luifer Rodríguez dando vida a Avellaneda; Mingo Ruano como Capitán Centellas; Irma Correa, interpretando a Doña Ana de Pantoja; Cecilia Solaguren haciendo de Lucía; Sara Guerra como Abadesa; Yarana Moreno en el papel de Tornera y, por último, José Luis de Madariaga como el escultor.

Marcial Álvarez

Conocido popularmente por su protagonista en la serie de televisión El comisario, Marcial Álvarez tiene una curtida carrera sobre las tablas de los escenarios: El caballero de Olmedo, de Miguel Narros; La bella Aurora, de Eduardo Vasco, o La dama boba, de Laila Ripoll han contado con la participación de este actor madrileño. En cine partició en el film Mi dulce (2001) de Jesús Mora. En televisión, además de la serie antes citada donde estuvo ocho años, ha participado en producciones tan populares como Hospital Central, Médico de familia o Al salir de clase.

Lidia Navarro

Conocida en televisión por sus papeles en series de éxito como Herederos, Farmacia de Guardia u Hospital Central, sus mejores registros los ha logrado en Café solo o con ellas y Salir pitando. Debuta en el cine con El viaje (1992) con un pequeño papel en el que interpreta a una profesora de biología. Después ha participado en numerosos proyectos cinematográficos como Agujetas en el alma o Noche de reyes.

En televisión ha intervenido en numerosas series de éxito y en 2006 dio vida al personaje de Charito durante 15 episodios en Amar en tiempos revueltos. Desde el 92 hasta hoy día ha participado en más de 30 obras de teatro. La más reciente, Closer, dirigida por Mariano Barroso.

Secun de la Rosa

Estamos ante uno de los grandes actores cómicos del momento que, además, tiene una faceta de autor y director desconocida para muchos pero con una trayectoria brillante. En la gran pantalla lo hemos podido ver en Incautos (2004) de Miguel Bardem; Los dos lados de la cama (2005), de Emilio Martínez Lázaro; o Días de fútbol (2003), de David Serrano. Ha participado en series de televisión de la talla de 7 vidas, Aída o Paco y Veva. En estos momentos acaba de reestrenar Que viene Richi en el Teatro Fígaro Marsillach, uno de los grandes éxitos teatrales de la cartelera madrileña.

Cristóbal Suárez

Estamos ante uno de los rostro más habituales de las series de televisión de producción nacional. Cristóbal Suárez comenzó su andadura en la serie Calle Nueva, en el 97, y desde entonces lo hemos visto aparecer por Al salir de clase, Periodistas, Hospital Central, El Comisario o Amar en tiempos revueltos. En los escenarios ha trabajado con Miguel Narros en La vida que te di; con Paco Plaza en Abre el ojo; y con Marta Carrasco en Ga-ga, entre otros muchos.

Teté Delgado

A esta actriz de origen gallego le llegó la popularidad tras su inolvidable personaje en la serie El súper (Telecinco). Era la cajera, compañera y amiga de Julia, la protagonista. Desde entonces no ha parado de trabajar en teatro y, sobre todo, en televisión. Se ha convertido en un rostro imprescindible y en una de las caras más simpáticas y amables de la pequeña pantalla. Destacamos su trabajo sobre las tablas en Gorda, protagonizada junto a Luis Merlo. Sin duda, uno de los grandes éxitos teatrales de los últimos tiempos.

Música y danza aérea en el «Don Juan Tenorio» de Vegueta

Juan José Falcón Sababria volverá a dirigir la Coral Polifónica de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria

Los seis escenarios estarán repartidos por diferentes plazas y plazoletas del casco antiguo de la capital isleña

La música y las diferentes disciplinas de las artes escénicas se darán cita los próximos 31 de octubre y 1 de noviembre en el casco histórico de Las Palmas. El barrio de Vegueta será testigo, por cuarto año consecutivo, de una de las historias de amor más vibrantes de José de Zorrilla. Literatura, artes escénicas y música darán vida a ‘Don Juan Tenorio’, el idilio Don Juan y Doña Inés que, a lo largo de los siglos, ha traspasado fronteras.

El maestro Juan José Falcón Sanabria volverá a dirigir – como ya hizo en tres ediciones anteriores – la Coral Polifónica de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Esta Coral, presente en los actos del Convento, el Guadalquivir y en el final, creará la atmósfera adecuada y ayudará al público presente a sentirse más partícipes aún de la puesta en escena de este clásico de nuestra literatura.

La música del violín de Pavel Sakuta subrayará los momentos más íntimos y sublimes del texto. Las escenas de encuentro entre Don Juan y Doña Inés en el convento; el paso por la Casa de Doña Ana de Pantoja; el Panteón, la cena y el final estarán arropados por el sonido de uno de los instrumentos más sensibles que se puedan escuchar.

Danza aérea

La compañía de danza aérea Circodedo – compuesta de tres bailarinas y un bailarín – representarán con sus acrobacias el alma de Doña Inés en cuatro actos de la función: en la Casa de Doña Ana de Pantoja, en el que una bailarina representará la figura de la mujer por medio de un juego sensual; en el Convento, donde tres mujeres rectarán por la Torre de San Agustín representando el alma encarcelada de la protagonista; en el Guadalquivir, donde una pareja hará un dúo de amor; y, por último, en la Casa de Don Juan, en el momento en el que el fantasma de Doña Inés se hace presente, las bailarinas se descuelgan de los balcones representando la liberación del ánima de la joven novicia.

Seis escenarios

Los seis escenarios por los que estará repartida toda la acción de este clásico de nuestra literatura se distribuirán de la siguiente forma: la Plaza de Santo Domingo será ‘La taberna’, lugar en el que Don Juan y Don Luis de Mejía realizan su apuesta; la Plaza del Pilar Nuevo acogerá la ‘Casa de Doña Ana de Pantoja’; la Plaza de San Agustín se convertirá en ‘El Convento’, donde Don Juan se enamora de Doña Inés; la Plazoleta de los Álamos, situada frente a la Casa de Colón, será ‘El Guadalquivir’; la fachada de la Catedral acogerá ‘El Cementerio’ en el que fallece el protagonista y, la Plaza de Santa Ana será la ‘Casa de Don Juan’, donde las sombras de Don Gonzalo y Doña Inés le advierten de su muerte.

Datos biográficos de Juan José Falcón Sanabria

Nace en Las Palmas de Gran Canaria el 11 de febrero de 1936. Su herencia musical viene de su padre que era un profesional con el clarinete y en la dirección de bandas. Su obra ha ido evolucionando muy lentamente pasando por todos los estilos: desde la tonalidad hasta nuestros días. Pretende aislarse de la técnica y se centra en traducir su mundo emocional hacia el mundo del sonido. Se basa en la intuición como forma de razonamiento más rápida que el pensamiento. Expresa los sonidos de sus Islas Canarias a través de un expresionismo en el quela naturaleza canta con su lenguaje. Su obra expresa y siente el mar, los volcanes. Siente un gran apego por las grandes formas como es el lenguaje coral mostrando un dominio del lenguaje vocal, al que dedica su labor pedagógica de la que han salido agrupaciones como Alba Vox y, sobre todo, la Coral Polifónica de Las Palmas.

La música de Los Balcanes sonará en el ‘Don Juan Tenorio’ de Vegueta

Paprika Balcanicus participará en esta versión del clásico de Zorrilla bajo la dirección de la británica Tamzin Townsend.

La música vuelve a convertirse, un año más, en uno de los elementos principales del ‘Don Juan Tenorio’ de Vegueta, que este año se representa los días 31 de octubre y 1 de noviembre en el casco histórico de la capital isleña. Si en la pasada edición los artistas Mary Sánchez, David Tavares, Perico Lino y Los Bandama, pusieron notas a este clásico de nuestra literatura; en esta cuarta edición, el mejor sonido de Los Balcanes, de la mano de Paprika Balcanicus, envolverá esta noche de literatura, artes escénicas, amor, honor y tragedia.

Esta joven formación, procedente de los países balcánicos y afincada en el Reino Unido, dará el toque musical gitano, alegre y festivo en distintos actos del texto de Zorrilla. Paprika Balcanicus, además, es uno de los 26 artistas que participarán en la próxima edición del Womad Las Palmas, que se celebra del 6 al 9 de noviembre en el Parque de Santa Catalina.

Paprika Balcanicus

Su mismo nombre ya es todo un indicio: Bogdan Vavarescu (violín), Jozef ‘Teets’ Secnic (contrabajo) y Vlad Jocic (guitarra) se encargan de ponerle un toque adicional de picante a la ya de por sí endiablada música gitana del Este de Europa. Los acordeonistas Milos Milivojevic y Zivorad Nikolic completan una formación afincada en el Reino Unido pero con sangre rumana, serbia y eslovena en sus venas. En apenas dos años y con sólo un disco, homónimo, en su haber, los Paprika están llamados a convertirse en la próxima-gran-cosa de la música balcánica, tan abrumadora en ritmos y propicia la aparición de virtuosos que desafían las leyes de la física. Escuchen a Vavarescu a más de 200 pulsaciones por minuto y comprenderán por qué lo decimos. En media Europa, Australia y hasta Japón ya se han rendido al hechizo.

Volver